La Empresa

    Hidroponía Sevillana nace del consenso entre la agricultura responsable con el medio ambiente y la tecnología del siglo XXI. Está formada por un cualificado equipo de agricultores e ingenieros que trabajan en consenso para obtener una amplia gama de productos de alta calidad.

Esta empresa tiene un importantísimo componente de I+D ya que la renovación y la mejora continua forman parte de nuestra filosofía.

Como prueba de esta inquietud, estamos involucrados en el desarrollo de cultivos alternativos a la agricultura convencional en cada zona. Tras haber desarrollado un gran número de trabajos de investigación hemos concluido que el cultivo de pitaya es viable y además una excelente oportunidad de negocio. Con objeto de facilitar el cultivo de pitaya surge nuestra sociedad Frondis-Pitaya, para más información, puede visitar nuestra página web: www.frondis-pitaya.es

Historia


    En 2001 nace un pequeño invernadero denominado Semilleros Hortícolas Romera, donde se empieza a experimentar con unas técnicas de agricultura novedosas en España, siguiendo los prototipos de las principales empresas alemanas y aportando ideas propias siempre en busca de la optimización de los resultados.

En 2002 se comercializa el primer producto: mesas hidropónicas.

En 2004 se completa la primera catalogación de plantas, clasificándolas por sus requerimientos, definiendo un catálogo de familias.

En 2005 creamos el primer circuito hidropónico, abriendo la veda del estudio de nuevas fórmulas de nutrientes, adaptándonos a los distintos cultivos.

En 2006 se realiza nuestra primera instalación a particulares.

En 2007 se realiza la instalación de invernaderos intensivos de hortalizas.

En 2009 se amplía el comercio a las plantas aromáticas y ornamentales.

En 2010 se formaliza entre un grupo de agricultores y de ingenieros la marca registrada Hidroponía Sevillana estableciéndose como la primera empresa dedicada a esta técnica en Andalucía, y de las pioneras de toda España.

En 2011 comenzamos nuestra andadura en los cultivos alternativos realizando plantaciones de physalis además de mantener el estudio de otros cultivos con una alta tasa de rentabilidad.

En 2012 creamos un grupo para la comercialización, tanto en mercados nacionales como exteriores, con el objetivo facilitar el acercamiento del productor al cliente.

Desde 2013 hasta hoy, hemos continuado realizando instalaciones e investigando sobre diferentes variedades de cultivos  y su viabilidad en diferentes zonas, centrándonos principalmente en la pitaya por entender su cultivo como una gran oportunidad de negocio.